Actualidad

¿Qué es la cuenta de explotación?

La cuenta de explotación es el documento contable que recoge la evolución de la empresa durante un determinado período de tiempo; por ejemplo, un ejercicio económico. Así pues, la cuenta de explotación, a diferencia del Balance de Situación, es una representación dinámica de la realidad de la empresa ya que no recoge los elementos de su Patrimonio en un momento dado, sino el proceso por el que se ha formado el resultado del negocio a lo largo del periodo de referencia.
En la cuenta de explotación quedan reflejados ordenadamente el conjunto de los ingresos y los gastos generados por la actividad propia de la empresa (por eso se denomina de explotación) y de esta forma se evidencia la manera en que se ha llegado a obtener una ganancia o una pérdida a lo largo de un ejercicio económico o de otro período cualquiera escogido.

ESTRUCTURA
Podemos ordenar y clasificar de muchas maneras diferentes los ingresos y los gastos que integran la Cuenta de Explotacion. Sin embargo, resulta asimismo evidente que necesitamos trabajar sobre un modelo que las agrupe de forma significativa y de manera que resulte fácil analizar toda la información contenida en este documento.

Consideramos que la forma más adecuada para el posterior tratamiento de la información aportada por la Cuenta de Explotacion es la denominada vertical o estratificada, en la que mediante simples operaciones de adición, sustracción y cálculo del tanto por ciento podemos determinar claramente cuál ha sido la estructura del gasto y la importancia relativa de éste respecto de los Ingresos, además de la cuantificación en valores absolutos y relativos del Margen Bruto y del Resultado Neto obtenidos durante el período de referencia; sea dicho período el mes, el trimestre, el semestre o el ejercicio completo.

A continuación tratamos los componentes esenciales de dicha representación vertical o estratificada que coincide con la presentación de la Cuenta de Explotación Previsional que sirve de punto de partida para el Plan Económico Anual y para su desarrollo periodificado.

Tal identificación formal no responde a la casualidad; al adoptar una presentación común para ambos documentos se simplifica considerablemente el seguimiento de las previsiones económicas mensuales, ya que no resulta necesario ningún tipo de modificación para poder comparar los datos recogidos por la contabilidad con los presupuestados.

En función de lo expuesto hasta aquí, la Cuenta de Explotación Vertical o Estratificada se ajustará al modelo que presentamos a continuación:

Cuenta de Explotación:
VENTAS BRUTAS – DEVOLUCIONES DE VENTAS -RAPPELS S/ VENTAS – DESCUENTOS S/ VENTAS = VENTAS NETAS – CONSUMOS (COSTE DE LAS VENTAS) = MARGEN BRUTO DE EXPLOTACION – GASTOS DE EXPLOTACION = RESULTADO BRUTO DE EXPLOTACION

Si tenemos en cuenta la existencia de ingresos y gastos no directamente relacionados con la actividad normal de la empresa, entonces el resultado total obtenido por la misma no ser equivalente al resultado de explotación; sino que se obtendría de la siguiente manera:

RESULTADO BRUTO DE EXPLOTACION + INGRESOS AJENOS A LA EXPLOTACION – GASTOS AJENOS A LA EXPLOTACION = RESULTADO BRUTO DE LA EMPRESA

Debe tomarse en consideración que una vez determinado el importe del Resultado Previsto para el ejercicio corriente a obtener por la empresa a través del conjunto de sus actividades, debemos considerar la incidencia de los Impuestos Directos que gravan los mismos, teniendo en cuenta que a efectos del Plan General de Contabilidad vigente dichos Impuestos Directos (reales o previstos) forman parte de los Gastos de Explotacion. Así pues, bajo esta perspectiva resulta que:

RESULTADO BRUTO DE LA EMPRESA = RESULTADO NETO DE LA EMPRESA

De todo lo dicho anteriormente y del modelo expuesto se deduce que, mediante la correcta representación de los datos aportados por la Contabilidad respecto a los gastos e ingresos generados por la actividad de la empresa, podemos extraer en cada momento información sobre la evolución de la misma que de otra forma permanecería oculta o cuando menos resultaría confusa y, por lo tanto, difícil de analizar.

Una vez presentada dicha información en valores absolutos y tomando como valor base el valor de las ventas netas podemos determinar la estructura del consumo y del margen bruto como tanto por ciento de dicho valor. De la misma manera, podemos determinar la estructura del gasto de explotación.

Con todo ello, ya sea por comparación intermensual, ya sea mediante Control Presupuestario (comparación con la Cuenta de Explotación Previsional); podemos llegar a obtener una visión completa de la capacidad de generación de RESULTADOS por parte de la empresa y de la forma en que se alcanzan dichos resultados.

ELEMENTOS BÁSICOS PARA EL ANÁLISIS

De igual manera que en el caso del Balance de Situación, el análisis de la Cuenta de Explotación nos permite profundizar en el conocimiento de la empresa por medio de la interpretación de las relaciones que se establecen entre los diversos elementos de los Ingresos y Gastos que componen la misma. Tales relaciones se obtienen mediante la realización de sencillas operaciones algebráicas: diferencias (comparaciones), cocientes (ratios) o porcentajes (índices y/o coeficientes).

Son elementos básicos para el análisis de la Cuenta de Explotación aquellas denominaciones o relaciones especiales de determinados elementos que recogemos a continuación:

a) El concepto consumo representa el coste de lo vendido y se obtiene mediante el siguiente algoritmo: EXISTENCIA INICIAL + COMPRAS NETAS – EXISTENCIA FINAL = CONSUMO
Hemos de tener en cuenta que las mencionadas Existencias Inicial y Final, así como las Compras, se referirán a las materias primas y auxiliares, en el caso de empresas industriales, o a las mercaderías comerciales, en el caso de las empresas comerciales.

b) El concepto compras netas se obtiene mediante el siguiente algoritmo: COMPRAS BRUTAS – DEVOLUCIONES DE COMPRAS – RAPPELS S/ COMPRAS – DESCUENTOS S/ COMPRAS = COMPRAS NETAS

c) El concepto margen bruto representa el valor añadido generado por la actividad principal de la empresa, ya sea ésta industrial o comercial, y se obtiene como diferencia entre el importe de las ventas netas y el del consumo.

d) Dentro del concepto general de gastos de explotación quedan incluidos todos aquellos que resultan necesarios para la actividad normal de la empresa. Dichos GASTOS se clasifican en las siguientes partidas:

* Servicios Exteriores
* Tributos
* Gastos de Personal
* Gastos Financieros (que están asociados a las operaciones propias de la actividad normal de la empresa)
* Amortizaciones y provisiones

e) Por otra parte, al referirnos a los gastos debemos distinguir dos tipos fundamentales: los gastos fijos y los gastos variables. Los fijos o de estructura son aquellos que no dependen del volumen de actividad de la empresa. Es decir que son aquellos que la empresa soporta por el mero hecho de existir, independientemente de que tenga o no actividad económica. Por el contrario, los variables o de explotación dependen, tanto cuantitativa como cualitativamente, del nivel de actividad de la empresa; de tal forma que podemos considerar que son nulos cuando la empresa carece de actividad económica.

f) El concepto ingresos ajenos a la explotación incluye todos aquellos que no son directamente atribuibles a la actividad propia normal de la empresa. Entre otros se incluirán los siguientes:

* Descuentos sobre compras por pronto pago
* Ingresos financieros (por diversos conceptos)
* Resultados de operaciones en común
* Ingresos por arrendamientos
* Ingresos por comisiones
* Otros ingresos de gestión (por diversos conceptos)
* Beneficios procedentes del inmovilizado e ingresos excepcionales

g) El concepto gastos ajenos a la explotación incluye todos aquellos que no son directamente atribuibles a la actividad propia y normal de la empresa. Entre otros se incluirán los siguientes:

* Descuentos sobre ventas por pronto pago
* Gastos financieros
* Resultados de operaciones en común
*Pérdidas procedentes del inmovilizado y gastos excepcionales

¿Te ha gustado? Compártelo